El dispositivo navideño de Gran Vía tiene continuidad para prepararse de manera paulatina al 'Área Central Cero Emisiones', con arranque en el mes de junio, enlazando con los trabajos previstos para que en las próximas Navidades se pueda contar con una calle remodelada con aceras más amplias. Estos trabajos comenzarán a finales de enero.

El año pasado el Ayuntamiento puso en marcha un dispositivo que perfecciona en estas Navidades. El dispositivo de seguridad estrenará un vallado más consistente a base de bloques hormigón a lo largo de 1.500 metros, que podrían ser adornados con plantas. Cada bloque pesa entre 700/800 kilos para darle estabilidad y solidez.

El vallado se mantendrá durante la Navidad y en las obras posteriores. Se irá retirando a medida que la calle se vaya remodelando en el proyecto de ampliación de aceras. Otra novedad es que la prohibición de los camiones se extiende hasta el 7 de enero cuando el año pasado únicamente se estableció la limitación para la cabalgata de reyes.

Desde el 1 de diciembre los peatones ganarán espacio a la actual calzada con un carril de circulación por sentido mientras que los carriles restantes se limitarán, como ya se hizo el año pasado, a 30 kilómetros por hora, siendo un carril bus, taxi, moto y un ciclo-carril compartido entre vehículos a motor y bicis por sentido.

Son 20 las excepciones en la restricción a la circulación, de modo que podrán hacerlo los autobuses de la EMT o los servicios discrecionales con origen o destino en la zona, vehículos de personas de movilidad reducida, residentes, acceso a hoteles y parking, vehículos cero emisiones, las bicicletas, la carga y descarga, los taxis, los VTC con servicio contratado en la zona restringida, las reparaciones, los servicios públicos, las emergencias, los suministros, el reparto postal, las unidades móviles de televisión, las grúas, las mudanzas con autorización expresa y coches fúnebres.

El acceso para la carga y descarga se hará exclusivamente desde las 11 de la noche hasta las 11 de la mañana en Gran Vía. Para el resto de calles restringidas al tráfico se establece un régimen similar al ya vigente en las cuatro Áreas de Prioridad Residencial, con horario entre las ocho y las tres de la tarde para vehículos de gas natural comprimido, GLP, híbridos o con autorización cero emisiones del Servicio de Estacionamiento Regulado, y entre las ocho de la mañana y la una del mediodía para el resto.

Policía Municipal y Agentes de Movilidad establecerán controles de acceso a las zonas afectadas en Plaza de España, Cibeles, plaza de la Independencia, Cánovas del Castillo, glorietas de Carlos V y Puerta de Toledo, plaza de San Francisco El Grande y calle Mayor con Bailén.