Una mujer de 36 años ha protagonizado un sorprendente acto de escapismo tras lograr quitarse unas esposas dentro de un coche policial y disparar contra los agentes, como puedes ver en el vídeo que acompaña a estas líneas.

Los hechos tuvieron lugar en el condado de Grady, en Oklahoma. La mujer, que presentaba un "comportamiento extraño", había sido detenida por la policía y dio positivo en metanfetamina. Una vez que se encontraba en el coche policial, tal y como puede verse en las imágenes, exhibiendo una habilidad pasmosa consiguió quitarse las esposas en cuestión de minutos.

La secuencia se hace más sorprendente ya que en lugar de salir del vehículo, se atrincheró en su interior y cogió un rifle semiautomático de la policía. A continuación, rompió la luna trasera y empiezó a disparar contra los agentes.

Fue necesario desplegar un nutrido dispositivo policial para su detención, aunque finalmente ella se rindió tres horas después. Ahora se enfrenta a tres cargos y al pago de una fianza de un millón de dólares.