Una de las últimas personas que vio y habló con Diana la noche de su desaparición ha hablado con laSexta. "Hablamos de su autoescuela, estaba preparada para examinarse, yo la vi tranquila", explica.

No iba bebida, estaba tranquila y feliz, asegura. Es amigo de la joven y uno de los testigos a los que la Guardia Civil ha interrogado. La hora a la que asegura que la vio podría resultar clave en la investigación. "Estuve hablando con ella desde las 3:08 hasta las 3:40 de la madrugada", señala.

Sitúa a esa hora a Diana todavía en las fiestas y vestida con un pantalón rosa. "Llevaba un pantalón rosa clarito, una camiseta blanca y una sudadera en el codo", señala. Ahora se confirma que Diana se cambió de ropa, es decir, sí pasó por casa antes de su desaparición. La Guardia Civil encontró el pantalón rosa en su habitación dos días después.

Sin embargo la madre durante los primeros días estaba convencida de que su hija nunca volvió a casa. Ahora la clave está en saber qué pasó después, ahí se centra la investigación. "Pasó por casa pero no sabemos en qué estancia estuvo, que hizo, si habló con alguien, que intenciones tenía, si la llevó alguien o si alguien la estaba esperando", explica Manuel Marlasca, jefe de investigación de laSexta. Demasiadas incógnitas sin resolver tras 17 días sin Diana.