El 27 de enero de hace exactamente 75 años tuvo lugar un acontecimiento que marcó todos los libros de historia del mundo. En 1945, se produjo la liberación de Auschwitz, el final del Holocausto y el desenlace de la Segunda Guerra Mundial. El 1 de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó oficialmente esta fecha como Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

El Holocausto, "solución final" en terminología nazi, fue la mayor expresión de odio y exterminio de la historia. Una realidad que no solo afectó a los países en los que se cometieron los crímenes promovidos por la Alemania de Hitler, sino que tuvo repercusiones en todo el mundo.

Un objetivo común de todos los Estados Miembro de la ONU es cuidar estos lugares históricos y educar sobre las causas y las consecuencias de discursos y actos atroces y delictivos. Desde 2010 y por unanimidad de la Asamblea General, la ONU creó el Programa de Divulgación sobre el Holocausto. Su misión sigue siendo muy firme: "Prevenir los actos de genocidio en el futuro recordando al mundo las lecciones aprendidas del Holocausto".

Este año, bajo el lema "75 años después de Auschwitz: recuerdo y enseñanza del Holocausto en pro de la justicia global", la Organización de las Naciones Unidas hace hincapié en la importancia de luchar en contra del antisemitismo y a favor de la dignidad y los derechos humanos. Por lo tanto, este 27 de enero es un día especial y con un sinfín de eventos conmemorativos en la Sede de las Naciones Unidas que tendrán lugar a lo largo de la semana.

El Programa de Divulgación sobre el Holocausto

Este programa es el núcleo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Su objetivo número uno es movilizar a la sociedad civil para que recuerden y aprendan todo sobre el Holocausto, lo que fue y las consecuencias que ha tenido.

El Programa de Divulgación ha trabajado muy de cerca con personas que vivieron aquel infierno, supervivientes que han dado sus testimonios, gracias a los cuales se ha podido crear este movimiento que recuerda a las víctimas del Holocausto y que lucha para que no se vuelva a repetir algo semejante. De esta forma, vamos consiguiendo avances en la erradicación de acciones de odio.

Por ejemplo, a finales de 2007 la Unión Europea estableció una ley que pena el negacionismo del Holocausto y de todos los demás crímenes nazis. En 2010, creó la base de datos de Infraestructura europea para la investigación del Holocausto. El objetivo de este organismo es reunir toda la información relacionada con el genocidio, de tal forma que todas las víctimas puedan ser recordadas y se denuncie la mayor barbarie de la historia.

Foro Mundial del Holocausto

Desde el pasado martes se celebra en Israel el Foro Mundial del Holocausto con motivo de este 75 aniversario de la liberación de Auschwitz. 41 Jefes de Estado participan en este evento en el que se desarrollan diferentes actos conmemorativos.

El rey Felipe VI, también presente en esta cita, ha tenido un papel destacado en la gala de presentación del Foro, ya que ha sido el encargado de hablar en nombre de todos los mandatarios presentes por ostentar el título honorífico de rey de Jerusalén.

El Quinto Foro Mundial del Holocausto y el evento titulado "Recordando el Holocausto: combatiendo el antisemitismo" ha tenido lugar en Yad Vashem, el Centro Mundial de Conmemoración de la Shoá, bajo el amparo del Presidente del Estado de Israel Reuven Rivlin. El mensaje de este 75 aniversario de la liberación de Auschwitz es muy claro: "El antisemitismo no tiene cabida en nuestra sociedad global".