Como todos los años, pasada la Semana Santa y el Día del Libro, llegamos a una de las fechas más emotivas del calendario: el Día de la Madre. Es, indudablemente, un día especial: para las madres primerizas, para las que lo son desde hace mucho y para todos los hijos e hijas que estamos orgullosos de quien nos ha traído al mundo, no importa que las tengamos en la habitación de al lado o en la otra punta de la ciudad, del país o incluso del planeta.

Al contrario de lo que sucede con el Día del Padre, que se celebra todos los años el 19 de marzo, el Día de la Madre no tiene una fecha exacta en el calendario, sino que el día elegido para homenajearlas es el primer domingo de mayo. En este año 2021, esa fecha es el 2 de mayo, coincidiendo con el Día de la Comunidad de Madrid y, a nivel internacional, con el Día contra el Acoso Escolar y con el Día Mundial del Atún.

Del Antiguo Egipto a Estados Unidos

Las primeras celebraciones dedicadas a honrar a la figura materna de la familia datan del Antiguo Egipto, una civilización en la que se rendía homenaje a la diosa Isis, considerada la Gran diosa madre, según explica en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. De ahí, la celebración se trasladó a Grecia y Roma: mientras que los griegos ensalzaban a Rea, madre de los dioses del Olimpo Zeus, Poseidón, Hades y Hera, según la mitología griega, en Roma se rendía culto en su templo a Cibeles, la diosa madre. Además, en la época del Imperio Romano se estableció una fecha fija para felicitarlas: el 15 de marzo, aunque las ofrendas a Cibeles se alargaban durante tres días, indica Europa Press.

Con la llegada de la religión cristiana a Europa, la celebración del Día de la Madre se convirtió en una fiesta para honrar a la Virgen María, madre de Jesucristo. La razón de que se celebre por estas fechas es que, en el siglo XVII, se decidió que el cuarto domingo de Pascua debía ser una fecha para homenajear con flores y otras ofrendas a la Iglesia en la que cada uno había sido bautizado, es decir, a la 'Iglesia Madre', según se narra en un artículo de la BBC.

En el año 1870, en Boston (Estados Unidos) se dio un paso más para consolidar la celebración de un día dedicado a las madres, gracias a una manifestación pacífica que convocó la activista Julia Ward Home para recordar a las madres que habían sido víctimas de la Guerra de Secesión americana, cuenta el portal web de la 'New England Historical Society'.

El éxito de este evento motivó a una ama de casa de Virginia Occidental, Anna Reeves Jarvis, a querer dotar de oficialidad a esta fecha. Para ello, organizó una campaña a nivel nacional en 1908 y se dedicó a escribir a personalidades intelectuales influyentes de la época, algo que le ayudó a recuperarse de la gran depresión que sufría tras el fallecimiento de su madre. Solo seis años después consiguió su objetivo: el entonces presidente estadounidense, Woodrow Wilson, declaró en 1914 que el Día de la Madre se celebraría oficialmente el segundo domingo de mayo, fecha elegida por Reeves para conmemorar la muerte de su progenitora, señala la página web de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

El cambio en España: de diciembre a mayo

Mientras que otros países adoptaron la fecha estadounidense poco tiempo después del anuncio de Wilson, en España hubo que esperar hasta 1965 para que el Día de la Madre se trasladase al mes de mayo. Antes de ese año, la fecha dedicada a la maternidad era el 8 de diciembre, coincidiendo con la Inmaculada Concepción.

El arraigo de la tradición nacional y el éxito de la decisión estadounidense hicieron que, durante varios años, el Día de la Madre se celebrara en nuestro país dos veces: una en mayo y otra en diciembre. Sin embargo, en 1965, la Iglesia Católica aceptó cambiar de fecha la celebración y así dedicar un día, de forma exclusiva, a la Inmaculada Concepción, apunta Europa Press.

¿Cuándo es el Día de la Madre en otros países?

Al igual que sucede con el Día del Padre, no todos los países del mundo celebran el Día de la Madre en la misma fecha, debido a motivos culturales e históricos. Eso sí, casi todos coinciden en una cuestión: el día para honrar y felicitar a las madres se celebra en mayo. La elección no es casual, ya que este mes, en mitad de la primavera, es el mes de la Virgen María, símbolo del 'triunfo de la vida', algo también asociado a esta estación, de acuerdo con la web de 'ACI Prensa'.

El primer domingo de mayo, además de en España, el Día de la Madre se celebra también en países como Angola, Hungría, Lituania, Portugal. El grupo más numeroso de naciones, no obstante, lo encontramos el segundo domingo de mayo, a raíz de la declaración de Estados Unidos. Así, ese día se honra a las madres en más de 35 países alrededor de todo el mundo, como Brasil, Italia, Filipinas, Australia, Japón, Venezuela o Alemania.

No son los únicos, en cualquier caso, que lo festejan este mes: el día 10 de mayo es en países como Guatemala, India, Qatar o Singapur; el 26 mayo se celebra en Polonia; el 27 de mayo es la fecha elegida por los bolivianos, y el 30 de mayo es el turno de Suecia, Nicaragua, Francia o Túnez.

Algo poco habitual es lo que sucede en Corea del Sur: sus habitantes celebran conjuntamente el Día de la Madre y el Día del Padre el día 8 de mayo, por lo que a la festividad se le conoce como el 'Día de los Padres'. También es curiosa la fecha de Paraguay: el 15 de marzo, que coincide con el día nacional porque consideran a su patria como la 'madre patria'.

Fuera de este mes también tendremos oportunidad de felicitar a nuestras madres. Si nos vamos a Noruega, podremos hacerlo el 14 de febrero, coincidiendo con San Valentín; en Irlanda y Reino Unido lo haremos un mes después, el 14 de marzo, y en otros países se reservan la fiesta para la segunda mitad del año, como Tailandia (12 de agosto), Argentina (17 de octubre) o Indonesia (22 de diciembre).

Además, en algunos países hacen coincidir el Día de la Madre con el Día de la Mujer, trasladando esta fiesta familiar al 8 de marzo: es el caso de Albania, Serbia, Rumanía, Uzbekistán o Tayikistán.