La ultraderechista española Isabel Peralta ha sido detenida en el aeropuerto de Fráncfort cuando quería entrar a Alemania con una bandera nazi y una edición de "Mi lucha" de Adolf Hitler, según recoge el semanario alemán "Der Spiegel".

Medina Peralta, según la publicación revista, habría sido detenida por la policía y deportada posteriormente a España. Las autoridades españolas había informado a sus colegas alemanes de la intención de Peralta de viajar a Alemania.

La detenida perteneciente a Bastión Frontal aseguró a la policía que el libro y la bandera los llevaba consigo solo por interés personal en la historia alemana. La policía alemana ha abierto un sumario contra Peralta por el uso de símbolos de organizaciones anticonstitucionales, pues el código penal alemán, en su artículo 86a, tipifica como delito el uso público de símbolos de organizaciones contrarias a la constitución o la difusión de los mismos.

Esos símbolos pueden ser banderas, uniformes, consignas o determinados gestos o saludos como el saludo nazi. El delito puede ser castigado con penas de hasta tres años de cárcel. El delito no se tipifica cuando el uso de los símbolos de esas organizaciones está dirigido a ilustrar la amenaza que representan o cuando se hace en el marco de un proyecto artístico o científico

Las autoridades consideraban probable que la intención de Peralta fuera reunirse con otros ultraderechistas en Alemania. Según "Der Spiegel", Peralta tiene contactos con ultraderechistas alemanes y en 2021 fue adiestrada en técnicas de propaganda política por miembros de la organización III Weg (Tercer camino).

¿Qué es Bastión Frontal?

Esta organización se define como “una organización juvenil cuyo fin primero es conseguir normalizar entre las personas una posición ideológica distinta entre la izquierda y derecha, progresismo y conservadurismo. Queremos normalizar la ideología nacionalsocialista”, admite la falangista Isabel Medina Peralta, miembro directivo del grupo, en conversación con laSexta.com.

Fuentes policiales a laSexta.com, explicaron que es un grupo de un fascismo total: siguen la ideología de Hitler, el nacionalsocialismo. Se creó en 2020, al inicio de la pandemia. Primero con actividad por redes sociales; después, con manifestaciones y protestas callejeras. Tienen presencia en Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura, además de en ciudades como Valencia, Zaragoza o Sevilla.

La organización neonazi la conforman entre 150 y 200 personas, dependiendo del momento, señalaron fuentes policiales.