La Policía ha detenido a un nuevo joven por la brutal paliza que mató a Samuel Luiz en A Coruña. Con él, ya son siete los arrestados como supuestos autores del asesinato.

El detenido, que es mayor de edad y pertenece al mismo grupo de amigos de los primeros, fue arrestado este martes hacia las 16:00 horas tras analizar el contenido de todos los teléfonos requisados. Un análisis que, convertido en informe, ya ha sido entregado el juez instructor.

El Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña ha decretado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza. El arrestado, que pasó este mismo miércoles a disposición judicial, está investigado por un delito de asesinato.

El instructor asegura en el auto en el que decreta el ingreso en prisión del sospechoso, que se acogió a su derecho a no declarar, que existe riesgo de fuga.

En total, ha habido siete detenciones. Además de este arrestado, hay tres varones en prisión provisional, dos en un centro de menores y una mujer en libertad con medidas cautelares.

Tras esta nueva operación, el delegado del Gobierno, José Miñones, ha agradecido el arduo trabajo de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Jefatura de Galicia, con sede en A Coruña, y ha pedido prudencia y responsabilidad para lograr esclarecer todos los elementos del caso.

El asesinato de Samuel Luiz

La madrugada del 4 de julio Samuel Luiz fue asesinado en A Coruña. Era la noche del sábado al domingo, y sobre las 2:50 horas, el joven se encontraba junto a su amiga Lina en un pub llamado 'El Andén', cerca de la playa de Riazor. Al salir de este local, ambos decidieron hacer una videollamada con la novia de ella para hablar de cómo les estaba yendo la noche.

En un momento de la llamada, Samuel dio la vuelta al móvil para enseñar el ambiente de la zona y, en ese momento, se cruzó con su agresor. "Para de g

Samuel gira su móvil y empieza a enseñar a la novia de Lina el ambiente del pub donde están de fiesta. En ese momento, se cruza con su agresor. No se conocían de nada, pero al verle con el móvil de Samuel se cree que le está grabando. "Para de grabarme si no quieres que te mate, maricón", le dijo, según la versión de su amiga Lina, y acto seguido recibió un puñetazo.

Continuó propinándole golpes hasta que apareció otro joven que consiguió parar la agresión. Ya eran aproximadamente las 3:00 de la madrugada. Después, con varios puñetazos ya en la cara, le pidió a su amiga que volviera dentro del pub, y él quedó solo. En ese momento, el agresor reapareció con un grupo de personas, Samuel echa a correr por el paseo marítimo de Riazor, pero le atraparon y durante 150 metros ese grupo no dejaron de golpearle.

El joven no pudo más y cayó al suelo. Estaba destrozado e indefenso. Eran entre 5 y 10 personas que pasaron de los puñetazos a las patadas en cualquier punto del cuerpo, sobre todo en la cabeza. Le propinaron golpes tan fuertes que le partieron el cráneo.