Los Mossos d'Esquadra han detenido a una mujer de 73 años acusada de robar en casa de su vecina, que al irse de vacaciones le dejó las llaves de su piso de Barcelona por si había alguna emergencia.

Los hechos ocurrieron hacia las 20:45 horas de anoche en un inmueble de la calle Teulat de Barcelona, al que accedió la vecina con las llaves que le dejó la propietaria al irse de vacaciones.

Los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso de una casa de alarmas de que las cámaras de seguridad que la dueña tenía instaladas en el domicilio habían captado a una mujer revolviendo las pertenencias del piso.

 

Una patrulla de la policía catalana se dirigió al lugar y localizó a la vecina en el balcón, por lo que le hicieron señales para que les abriera la puerta, ante lo que la mujer al principio se negó, aunque acabó accediendo.

Los Mossos comprobaron entonces que la descripción que les dio la casa de alarmas de la supuesta ladrona coincidía con la vecina, de 73 años y nacionalidad española, por lo que la detuvieron acusada de un delito de robo con fuerza.

La policía contactó con la dueña del piso, que les confirmó que estaba de vacaciones y que había dejado unas llaves a su vecina por si había cualquier emergencia.

Por el momento, la mujer no ha denunciado el robo, ya que aún está fuera de Barcelona y no ha podido comprobar si la vecina se llevó alguna de sus pertenencias.