El juzgado de guardia de Castellón ha dejado en libertad con medidas cautelares de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima a los tres menores detenidos acusados de haber violado a una joven de 18 años el pasado viernes en Vila-real. El juez ha tomado esa decisión a petición de la Fiscalía de menores tras el arresto de los menores acusados de la agresión sexual grupal durante las fiestas patronales de la ciudad.

La Policía Nacional había informado este lunes de la detención de cuatro menores, pero solo tres fueron puestos a disposición de la Fiscalía correspondiente. El cuarto detenido, menor de 14 años, está bajo vigilancia de sus padres.

Según han señalado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Castellón este lunes, la joven presentó una denuncia tras los hechos y se inició una investigación policial que ha dado como resultado el arresto de cuatro varones, todos ellos menores de edad.

Los hechos ocurrieron durante la celebración de las fiestas patronales de Vila-real. Concretamente, el viernes se celebraron diversos actos, entre ellos los conciertos de varias orquestas y actuaciones de DJ.

Este es el segundo caso de agresión sexual grupal en la Comunidad Valenciana en una misma semana, después de que el pasado miércoles la Policía Nacional detuviera en Burjassot a cinco menores de edad, de entre 15 y 17 años, por una supuesta violación grupal a una menor de 12 años y otra individual a una niña de la misma edad. El juez acordó libertad vigilada con alejamiento para todos los menores arrestados.

Mónica Oltra: "El sistema socioeducativo reconducirá sus vidas"

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha asegurado que el equipo técnico del juzgado de menores "ya está trabajando con los perpetradores" de la violación grupal para que, en un futuro, "el sistema socioeducativo reconducirá sus vidas" para que sean "ciudadanos que respetan la sociedad y aportan".

En referencia a este caso y el de Burjassot, Oltra ha dicho que estos hechos resaltan la necesidad de la Estrategia valenciana contra las violencias sexuales. Una vez se dan estos casos, ha añadido, "tenemos un sistema de protección", porque se trata de menores de edad, que está orientado a una vertiente "no de castigo, sino socioeducativa". "De que sean conscientes del mal que han hecho, de que deben reparar ese mal y que en la vida se debe respetar a las personas, su libertad y la ley", ha agregado.