La Policía rusa ha recuperado el óleo "Ai-Petri. Crimea", del paisajista ruso Arjip Kuindzhi, que fue robado en la Galería Tretiakov de Moscú tras detener al sospechoso, ha informado el Ministerio del Interior. El óleo fue robado cuando el detenido descolgó el cuadro y se lo llevó delante de los visitantes de la exposición.

"El sospechoso de haber robado un Kuindzhi de la Galería Tretiakov está detenido", ha señalado la portavoz del ministerio, Irina Volk, según recoge la agencia rusa RIA Nóvosti.

El hombre, de 31 años y con antecedentes penales por posesión de drogas, fue arrestado en Zarechie, en las afueras de Moscú. La Policía encontró el cuadro en el lugar que les había indicado el detenido, en unas obras al oeste de la capital.

El valor asegurado de la obra, creada entre 1898 y 1908, asciende a 12 millones de rublos (unos 160.000 euros), según datos del Ministerio de Cultura de Rusia. Se ha abierto una investigación para identificar a posibles cómplices del detenido en el robo, de acuerdo con la portavoz.

En el momento del robo, no se activó la alarma porque todos pensaban que se trataba de un empleado de la pinacoteca. La galería ha anunciado que equipará a todas las obras en la Tretiakov con sensores para evitar futuros robos. El cuadro recuperado no ha sufrido daños visibles, según el Servicio de Prensa del museo, aunque tendrá que ser analizado por los expertos de la pinacoteca una vez la Policía les entregue la obra. El detenido se enfrenta a hasta 15 años de prisión por el robo.