Las mujer asesinada en Aranjuez (Madrid) por disparos de un hombre que posteriormente fue detenido era cuñada del agresor, según fuentes de la investigación. El tiroteo dejó heridas a otras dos familiares, su suegra y otra cuñada, que permanecen en estado crítico en el hospital 12 de Octubre de Madrid, según informan fuentes hospitalarias.

Las tres víctimas se encontraban en la calle cuando recibieron varios disparos desde la ventana de una vivienda situada en la calle de Victoria Kamhi, donde el agresor, un hombre de 38 años, se atrincheró hasta que fue detenido por la Policía. Dos de las víctimas son cuñadas del agresor y la tercera es la madre de una de ellas, por lo que se investiga una reyerta familiar como posible origen del suceso.

Los hechos ocurrieron en una zona apartada de la localidad de Aranjuez sobre las 22:00 horas del pasado domingo, cuando fue alertado el centro coordinador de Emergencias Comunidad de Madrid 112 que movilizó a Policía Nacional, Policía Local y el Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA 112).

 

A su llegada, las asistencias sanitarias encontraron a una mujer de 35 años tirada en el suelo y con un disparo en el pecho. Tras practicarle maniobras de reanimación cardiopulmonar durante unos 40 minutos, solo pudieron confirmar su muerte.

Las dos heridas, una mujer de 51 años, que presenta un disparo en la pierna izquierda, y otra más joven, se encuentran hospitalizadas en el 12 de Octubre. La investigación se centra en una disputa entre distintas familias ya que tras el tiroteo se produjeron algunos momentos de tensión cuando familiares de la fallecida increparon y amenazaron a gritos a los allegados del agresor, lo que motivó que tuvieran que desplazarse al lugar agentes antidisturbios de la Policía Nacional.

Así fue el tiroteo en Aranjuez que deja una víctima mortal

Alrededor de las 22:00 horas, el agresor disparaba desde la ventana de una vivienda de la calle Victoria Kamhi de Aranjuez contra tres mujeres. Una de ellas fallecía a consecuencia de los disparos, mientras las otras dos permanecen ingresadas en estado crítico en el hospital. En el vídeo se observan los momentos posteriores al tiroteo en plena intervención de las fuerzas de seguridad.

Una ruptura sentimental, posible causa del tiroteo

Motivado por un asunto familiar y sentimental, el autor de los hechos ha cogido una escopeta de caza y ha comenzado a disparar desde la ventana de su vivienda contra sus familia política, que estaban en la calle.

De esta forma, ha alcanzado a una de sus cuñadas, Lisette F.J., de 35 años, que ha recibido disparos en cuello y tórax; y a Montserrat F.J., de 23, que sufrió otro impacto en el abdomen. También ha alcanzado a su suegra, y madre de ambas jóvenes, de 51 años, que presentaba una herida de bala en la pierna izquierda. No se conoce su nombre porque estaba documentada.

Cuando los sanitarios del Summa-112 han llegado al lugar Lisette se encontraba en parada cardiorrespiratoria y, a pesar de realizarse durante más de media hora las maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzada, finalmente solo han podido confirmar su fallecimiento, ha indicado un portavoz de Emergencias 112.

La otra cuñada, Montserrat, ha sido trasladada por sus parientes al hospital del Tajo. Debido a la gravedad de sus heridas, fue dirigida de madrugada al Hospital 12 de Octubre, donde se encontraba en estado crítico, ha confirmado el centro sanitario. La tercera mujer fue derivada también al 12 de Octubre, donde está se encuentra en pronóstico reservado pero no se teme por su vida.

El presunto agresor, un español de 38 años, ha sido arrestado después de haber permanecido durante varias horas atrincherado en la vivienda. La escopeta ha sido requisada. El arrestado cuenta con antecedentes por tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y tenía una orden de ingreso en prisión por una sentencia por tenencia de drogas.

Los testimonios recabados en el lugar indican que los hechos podrían estar relacionados con una disputa familiar entre dos familias de etnia gitana. Los vecinos comentan que al agresor le dejó su mujer y que por venganza disparó a la familia de ella. La Policía ha descartado además que se trate de un caso de violencia de género o de drogas.