Se quedaba con los objetos que repartía y después entregaba los paquetes vacíos a los clientes. Así actuaba presuntamente el trabajador de una empresa de transportes a quien los Mossos d'Esquadra han detenido en Anoia, Barcelona.

Según ha informado la policía catalana a través de sus redes sociales, el ahora detenido llegó a sustraer de esta manera material valorado en más de 10.000 euros.

De acuerdo con el citado cuerpo policial, la detención del trabajador se produjo después de que este intentara vender un objeto sustraído a través de Internet.

Entre los artículos robados, tal y como muestra la imagen de los objetos incautados compartida por los Mossos, hay gafas de sol y zapatillas de marca, así como teléfonos móviles o un altavoz.