La Guardia Civil de Olvera (Cádiz) ha detenido a un menor de 17 años por un presunto delito de falsificación de moneda, tras detectar el uso de billetes falsos para efectuar pagos en siete establecimientos de la localidad, así como en una empresa de paquetería. No obstante, advierte el Cuerpo, podrían haberse utilizado en más comercios que aún no han sido detectados. Hasta ahora, se han intervenido cinco billetes de 20 euros y siete de 50 euros.

Aunque muchos de los establecimientos afectados no querían presentar denuncia, entregaron los billetes y reconocieron al mismo menor como la persona que se los había entregado. En todos los casos, los pagos se realizaron con billetes de 50 y 20, el más alto un importe 200 euros en la citada empresa de paquetería.

El chico ha sido puesto en libertad bajo la custodia de su madre a la espera de juicio, mientras se investiga la procedencia de los billetes, que llevan impreso un aviso en inglés que aclara que no son de curso legal.

Para evitar ser víctima de este tipo de estafa, la Guardia Civil insta a prestar mucha atención a los billetes y aconseja el método "¡Toca, mira y gira!". En este sentido, recomienda fijarse en que el papel sea firme y tenga relieve y al trasluz debe verse un hilo de seguridad en el centro y una marca de agua. Además, hay que fijarse en que haya un holograma con retrato y que se distingan las estrellas amarillas de la bandera de la Unión Europea .

Ante la duda de si un billete es auténtico, la Guardia Civil pide conservarlo y avisar a las Fuerzas de Seguridad. Tratar de pasárselo a otra persona a sabiendas de que es falso, advierte la Benemérita, constituye un delito de estafa.