Un hombre de 42 años fue detenido tras dañar a golpes el icónico toro de Wall Street en Nueva York.

Armado con un banjo, el acusado, Tevon Varlack, golpeó repetidamente la estatua, causando desperfectos en la base de uno de los cuernos, según varios testigos.

 

El hombre, originario de Dallas, fue detenido y pasó la noche en el calabozo, antes de comparecer ante una jueza que lo puso en libertad sin necesidad de fianza.

Según el diario New York Post, la magistrada, Althea Drysdale, ordenó a Varlack que se mantuviese alejado de monumentos de la ciudad, incluido el toro de Wall Street.

Por ahora se desconoce el motivo por el que el hombre, un camionero que hace viajes de larga distancia, la emprendió con la estatua, aunque el acusado reconoció a los agentes de Policía haber sido el responsable de los golpes.

Instalado en 1989 en las inmediaciones de la Bolsa de Nueva York, el toro de Wall Street simboliza la fuerza del mercado alcista y es una de las esculturas más conocidas de la ciudad, imán habitual de turistas.

El autor de la obra, Arturo Di Modica, señala que los trabajos de reparación serán importantes y calculó que el coste puede situarse entre los 10.000 y los 15.000 dólares.