El conocido como "el estafador del amor", Albert Cavallé, ha sido detenido en Barcelona por los Mossos como presunto autor de una estafa de 70.000 euros a una mujer con discapacidad a la que conoció en una aplicación de contactos en internet.

Los Mossos informan este sábado en un comunicado de que agentes de la comisaría del distrito barcelonés de Nou Barris detuvieron el pasado día 21 a este hombre de 39 años, nacionalidad española y que había sido denunciado anteriormente por varias mujeres con las que supuestamente había iniciado una relación afectiva.

A la mujer estafada ahora la conoció el pasado mes de octubre en internet. A medida que se ganó su confianza fue pidiéndole dinero con la excusa de que era necesario para resolver cuestiones personales importantes, como una operación grave de su padre en un país extranjero o para pagar los honorarios de un abogado para recuperar una herencia.

 

La policía le imputa por todo ello los delitos de estafa continuada, hurto en el interior de un domicilio, apropiación indebida de vehículo y obstrucción a la justicia.

Los Mossos explican que la investigación se inició a comienzos de año a partir de la denuncia de una amiga de la víctima, quien explicó que una compañera de trabajo estaba siendo estafada.

La mujer que denunció los hechos precisó que su amiga padecía una discapacidad y que había conocido a un hombre al que le estaba dando una parte importante de sus ahorros y a quien incluso le había comprado una moto de gran cilindrada tras pedir un crédito para ello.

La denunciante aportó el nombre del hombre, lo que permitió conocer que esta persona ya había sido detenida e investigada por estafas hechas con el mismo modus operandi.

La víctima dudó inicialmente en denunciar al hombre. Pasado el tiempo y al tomar conciencia de que la situación que padecía era cada vez más asfixiante, denunció los hechos el pasado mes de marzo.

La mujer, cuando lo denunció, conoció todos los antecedentes del hombre y supo que la relación que mantenía con ella era un engaño a cambio de dinero y beneficios económicos.

La policía comprobó que desde el inicio de la relación con el hombre, la cuenta bancaria de la mujer sufrió una reducción de 70.000 euros, de los que más de 36.000 fueron transferencias o envíos de dinero al investigado. Al formalizar la denuncia, la víctima, su familia y sus amigos comenzaron a recibir amenazas.

Finalmente, el pasado 21 de mayo, los agentes detuvieron al hombre en un restaurante del Eixample de Barcelona. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad.

El hombre había sido detenido anteriormente en otras ocho ocasiones, la mayoría de las veces por casos similares cometidos sobre todo en 2016 y 2018.

También entonces contactó con las víctimas en las redes sociales y, tras ganarse su confianza para iniciar una relación sentimental, les pidió dinero inventándose problemas personales y con la promesa de que lo devolvería, lo que no hizo en ningún caso.