Un enfermero ha sido detenido en La Línea de la Concepción, en Cádiz, por presuntamente haber sustraído vacunas contra el coronavirus para cobrar por administrarlas.

Agentes de la Policía Nacional procedieron este viernes a la detención del sanitario, encargado de la vacunación oficial contra el COVID-19.

Supuestamente, el arrestado habría robado dosis de la vacuna aprovechando su puesto, para posteriormente inocularlas a personas no incluidas en las listas de vacunación, todo ello previo pago de determinadas cantidades de dinero.

Según ha indicado la Policía en un comunicado citado por la agencia Europa Press, se le investiga como presunto autor de los delitos de cohecho, falsedad documental y malversación de caudales públicos.

La investigación ha sido realizada por la UDEV de la Comisaría de La Línea de la Concepción y está declarada secreta, mientras que el Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad gaditana se encarga de instruir la causa.