PAGARON ENTRE 600 Y 1.000 EUROS

PAGARON ENTRE 600 Y 1.000 EUROS

Detenidas 18 personas en Mauritania preparadas para salir en cayuco hacia las costas canarias

El Equipo de Cooperación Internacional ha detenido a 18 personas en Mauritania de entre 20 y 30 años, listos para salir en cayuco con destino a Canarias. La mayoría eran senegaleses y pagaron a los organizadores entre 600 y 1.000 euros por el viaje. La Policía ha detenido a uno de los presuntos organizadores que ya había estado acusado por un delito de inmigración ilegal.

Policías españoles integrados en el Equipo de Cooperación Internacional (ECI), con sede en Mauritania, han detenido a 18 personas de entre 20 y 30 años en su mayoría senegaleses preparados para partir de forma inminente en un cayuco con destino a Canarias.

Según informa la Dirección General de la Policía Nacional, los arrestados habían pagado entre 600 y 1.000 euros a los organizadores, entre los que figura uno de los detenidos, un ciudadano bangladeshí, acusado de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Las investigaciones desarrolladas por el ECI, compuesto por agentes de la policía mauritana y de la Policía Nacional española sospechó de que una vivienda en Noadhibou podía estar gestionando salidas de inmigrantes irregulares.

Fue registrada y en su interior fueron detenidas 18 personas, 15 de ellos de nacionalidad senegalesa, un mauritano, un guineano y el ciudadano bangladeshí, como uno de los presuntos organizadores.

Además, en el interior del piso se hallaron 70 litros llenos de combustible, dos garrafas de aceite de motor, un dispositivo de posicionamiento y navegación GPS, chalecos salvavidas, trajes de agua, guantes, mantas, colchonetas, así como material para cocinar: hornillos y botellas de gas, comida y bebida para los días de travesía.

Tras las pesquisas, la policía española ha podido determinar que los inmigrantes habían ido llegando al interior del inmueble en grupos de tres personas y durante varios días, e incluso el día antes de que se produjeran las detenciones, todo ello para evitar sospechas.

Una vez en la casa no podían salir en ningún momento a la espera de que uno de los organizadores, de origen senegalés, les trasladase al punto exacto de su partida, pues hasta el último momento pretendían captar más candidatos con la intención de incrementar los ingresos.

Al tratarse de una salida inminente, se sospecha que de madrugada, se había reforzado la vigilancia policial en zonas costeras de difícil acceso y propicias para la salida de este tipo de embarcaciones.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 09/09/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.