Agentes de los Mossos d'Esquadra se han presentado al piso indicado y han comprobado que, efectivamente, dentro había el cuerpo sin vida de un hombre de 67 años de edad, de nacionalidad española, con signos de violencia.

 

De forma inmediata los Mossos d'Esquadra han organizado un dispositivo para localizar a la presunta autora del homicidio, y poco después, agentes de la Policía de la Generalitat han identificado y detenido en un bar de Manresa a una mujer de 47 años de edad, vecina de esta misma ciudad, como presunta autora de un "homicidio doloso".