La Policía Nacional ha detenido a la directora de una guardería de Fuenlabrada (Madrid) a la que se acusa de vejar a los niños, profiriendo insultos u obligando a comer los alimentos si los escupían o los vomitaban.

La investigación comenzó a raíz de una denuncia anónima que recibió la Fundación Anar cuyos responsables pusieron el caso en manos de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. Desde ese momento los agentes se centraron en la guardería, que se llama Genios en pañales, ubicada en la calle de los Claveles de Fuenlabrada, según ha adelantado Telemadrid y han confirmado fuentes policiales.

En la denuncia se afirmaba que la directora, a la hora del comedor, obligaba a los niños a ingerir los alimentos, profiriendo insultos, algunos de ellos racistas. También que les tapaba la nariz y la boca para tragar, metiéndoles agua en la boca y si escupían o vomitaban los alimentos tenían que volvérselos a tragar.

Con el avance de las pesquisas, esta mujer, española de 51 años, fue detenida el 29 de octubre por un presunto delito contra la integridad moral. Los investigadores están analizando grabaciones de audio donde se escucharían estas malas prácticas y se investiga si se produjo algún otro tipo de maltrato.

La detenida, que quedó en libertad en condición de investigada tras pasar a disposición judicial, ha defendido en declaraciones a Efe su inocencia, pero no ha querido entrar en detalles ya que el asunto está judicializado.

Las trabajadoras del centro han confirmado el trato vejatorio de la responsable del centro hacia los pequeños a los que, según los testimonios, profería insultos racistas y obligaba a comer los alimentos si los escupían o vomitaban.