Una patera con varias decenas de migrantes ha llegado por sus propios medios a la orilla de la playa de Zahora, Cádiz, ante la atenta mirada de todos los bañistas.

Los migrantes procedían del norte de África y llegaban a la costa andaluza hambrientos y deshidratados, pidiendo agua y comida. Comenzaron a correr para salir rápidamente del lugar lo que ha provocado que algunos resultaran heridos.

Eran ellos mismo los que solicitaban la ayuda de los bañistas, uno de ellos necesitó asistencia rápida por parte del personal de socorro de la playa.

 

Lorenzo Amor, presidente de ATA, se encontraba en la playa en ese preciso momento. Decidió graba lo que estaba pasando y difundirlo en Twitter.

Unas imágenes publicadas por el diario 'elMIRA.es' que muestran el duro estado en el que llegan los migrantes tras un largo viaje por el mar.