Ruth Ballon fue propietaria de 37 millones de dólares, o lo que es lo mismo, 33 millones de euros por un día, pero todo se trataba de un error. "Tengo una captura de pantalla que acredita que fui millonaria por un día", bromea.

La mujer se encontraba realizando su turno en la zapatería en la que trabaja en Dallas (Estados Unidos), cuando descubrió que en su cuenta, 'LegacyTexas BanK', había mucho más dinero del que debería y lo primero que pensó fue: "¡Wow, tenemos mucho dinero!".

Pero a pesar de la locura que puede invadir a cualquier persona cuando ve tal cantidad de dinero en su cuenta, Ruth, fue coherente y pensó, "demasiado bueno para ser verdad", según declaró a CBS. Lo primero que hizo fue informar a su marido sobre lo ocurrido, para después consultar al banco que gestiona su cuenta sobre el depósito.

En ese momento sus dudas se confirmaron. Se trataba de un error administrativo, por lo que el banco se disculpó y retiró el dinero de la cuenta de Balloon. "Esperaba que alguien me hubiese regalado esa cantidad de dinero" dijo Ruth, pero lo cierto es que su deseo de Navidad no se cumplió.

Además, la mujer bromeó reconociendo que esperaba un aliciente por parte del banco para reafirmar que había hecho lo correcto como ciudadana y clienta, ya fuera una pequeña aportación del dinero que por un momento estuvo bajo su dominio o cualquier otra recompensa.