El rascacielos Torrespacio, uno de los cuatro que forman las famosas cuatro torres del Paseo de la Castellana en Madrid, ha sido desalojado por la Policía Nacional debido a un supuesto aviso de bomba en la embajada de Australia, que posteriormente ha resultado ser falso, según ha informado la Policía.

 

En el desalojo, de acuerdo con fuentes policiales, no se han producido heridos ni daños materiales. Tras determinar que la amenaza era una falsa alarma, se ha procedido al realojo del rascacielos.

Hasta el lugar llegaron Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y sanitarios del Samur-Protección Civil en modo preventivo a disposición de la Policía Nacional, según una portavoz de Emergencias Madrid. El mismo servicio ha publicado en torno a una hora después informando de la finalización del preventivo:

 

Dicho edificio, que mide 235 metros de altura distribuidos en 57 plantas, alberga las embajadas del Reino Unido, Cánada, Países Bajos y Australia. Esta última ha avisado a través de Twitter de que permanecerá cerrada el resto del día. La alarma se habría producido precisamente en esta sede diplomática, cuando el responsable de seguridad ha llamado a la Policía porque habían recibido un aviso de bomba.

 

La Policía Nacional ha avisado a través de Twitter del desalojo y ha indicado a quienes se encontraban dentro o en las inmediaciones del rascacielos que siguieran las instrucciones del personal de seguridad. Casi un millar de trabajadores han sido evacuados.

Los agentes han cortado durante unos minutos el tráfico en este tramo del Paseo de la Castellana número 259, donde se ubica el edificio y han acordonado la zona para evitar que entre el público. La Unidad Canina de la Policía también se desplazó a la zona.

 

Torrespacio es propiedad desde noviembre de 2015 del grupo filipino Emperador. El Grupo Villar Mir, promotor y antiguo propietario del edificio, mantiene su sede en el rascacielos y se encarga de su gestión.

La torre, la primera que se puso en servicio de las cuatro del complejo, se inauguró en 2007 y en la actualidad acoge, además de las citadas legaciones diplomáticas, las sedes de British American Tobacco, Red Bull y Sonatrach.