El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha pedido públicamente la cancelación del espectáculo conocido como 'bombero torero', previsto para este viernes en Zahínos, "por denigrar a las personas con discapacidad".

El departamento que dirige Ione Belarra rechaza en un comunicado los espectáculos que "denigran a las personas por razón de discapacidad" y "vulneran los principios fundamentales de la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad de Naciones Unidas", como "los espectáculos cómicos taurinos representados por personas con displasias óseas (enanismo)".

En este sentido, además de pedir la cancelación del 'bombero torero', el Ministerio condena otras actividades de este tipo que ya se han celebrado, citando el espectáculo 'Popeye Torero' celebrado en Huelva.

El director general de Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín Blanco, advierte de que "la libertad debe ir acompañada de justicia social, y la autonomía del individuo se cae si no se parte de la igualdad de oportunidades, pues a nadie le gusta tener un trabajo que es motivo de mofa".

"Que personas vengan de otros países en busca de oportunidades de empleo y se les ofrezca reírse de ellas por su estatura es volver a una España en blanco y negro. La España de los derechos humanos debe ofrecer empleos que no precaricen ni estigmaticen a seres humanos", ha aseverado asimismo a través de Twitter.

 

Por ello, según apunta la nota, la Dirección General que encabeza pone a disposición de las personas que protagonizan este tipo de espectáculos "un programa específico de reciclaje e inserción laboral" para que puedan acceder a un "empleo digno y decente".

Además, para Martín Blanco resulta especialmente preocupante que asistan niños a este tipo de espectáculos, que, según apunta el Ministerio, a menudo son contratados en festejos locales, "ofreciendo a la ciudadanía asistente una programación basada en la mofa, degradación y humillación de una condición física".

Recuerda Derechos Sociales que, "durante siglos", la realidad de las personas con enanismo se ha utilizado "como símbolo de mofa, humillación y aislamiento, provocando la exclusión social y la vulneración de los derechos fundamentales de todas las personas con esta discapacidad". "Son todas las personas con displasias óseas las que se ven afectadas por una devaluación social al extrapolarse una imagen estereotipada", advierte.

Por todo ello, la Dirección General de Derechos de las Personas con Discapacidad propone modificar el Convenio Nacional taurino en el que se regula el toreo cómico para erradicar espectáculos como el 'bombero torero'.