La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado la presencia de níquel y formaldehído en varias máscaras de pestañas que se venden en España. Estas sustancias, que pueden "inducir problemas de sensibilización" en contacto con la piel, además de desencadenar alergias, se encuentran en varias máscaras de pestañas de color negro con efecto volumen.

Así lo han informado en un comunicado en el que recuerdan que aunque el Reglamento de Cosméticos de la UE las incluye en la lista de sustancias prohibidas, "se sigue admitiendo su presencia como trazas bajo un amplio paraguas de supuestos".

Tras analizar 14 productos de este tipo, los expertos han encontrado tres que tienen níquel o formaldehído. La primera de estas sustancias está presente en dos productos en cantidades excesivas a juico de la OCU: Maxfactor Divine Lashes, en 8 ppm (partes por millón); y Deliplus Maxi Volumen, de Mercadona, en 6 ppm.

El formaldehído, por su parte, se ha detectado en la máscara Chanel Le Volume en una cantidad de 12 ppm, igualmente elevada. Y es que esta sustancia, que puede formarse cuando se combinan ciertos ingredientes (como los conservantes), "puede inducir problemas de sensibilización en la piel y probablemente sea cancerígena".

Desde la OCU advierten de que estos productos, por precaución, no deberían usarse a diario y, en el caso de sufrir alergia o sensibilidad, deberían evitarse.

Otras quejas sobre las máscaras de pestañas

El análisis de OCU advierte además que la mitad de las máscaras analizadas se venden sin un precinto. Esto, señalan, supone un riesgo ya que es un producto que se aplica cerca del ojo y cuya higiene conviene preservar al máximo.

También señalan que desde el punto de vista medioambiental estos productos tienen un impacto negativo. Además de usar la mayoría un doble envase, el "mal diseño" de algunos de estos modelos deja sin aprovechar hasta un 53% del contenido.