Una mujer de 36 años vecina de Lepe, Huelva, ha sido imputada como presunta autora de un delito de maltrato animal, según ha informado 'El Correo de Andalucía'. La Policía encontró muerto a su perro en la azotea de su vivienda después de estar seis días allí al sol sin agua ni comida.

Al ver al mismo animal durante días en la azotea de una vivienda, una asociación llamada 'La Luz de Laura' informó de la situación a la Policía Local. El perro era de raza pequeña y, probablemente, falleció por las altas temperaturas. En los últimos días de vida del animal, la temperatura era de 30 grados.

Una vez recibido el aviso, los agentes se dirigieron a la calle Martín Alonso Pinzón, en la barriada de La Gaga, para comprobar lo que la asociación le aseguraba: la muerte del perro. Una vez allí, procedieron a la identificación de la dueña para después acceder a su inmueble y comprobar el estado del perro.

Efectivamente, el perro ya había fallecido y calculan que no llegó ni al tercer día en la azotea. Un suceso que "sorprendió" a la dueña del perro al alegar que era su hijo el que se debía hacer cargo del perro y que hacía más de una semana que no subía a dicha terraza.

Al ver el lamentable estado del animal durante su estancia en la azotea, los agentes decidieron informar sobre lo sucedido al juzgado por un delito de maltrato animal. Ahora la mujer está siendo investigada por ello.

Las redes sociales se hicieron eco de la muerte del animal después de que la protectora de animales denunciara lo sucedido. Un mensaje que ha aprovechado para pedir más concienciación de la sociedad para que no se repitan casos como éste.