Yaneli Vilchis, una doctora de Zumpango, México, ha sido denunciada por la familia de una joven después de que esta acudiera al hospital a realizarse unas pruebas para comprobar si había sido violada y la médico se negara.

Según el diario 'Tribuna', a la chica se le realizaron algunos exámenes, pero fueron superficiales y rechazaban la violación. Los familiares pidieron otros pero les fueron negados.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio ha anunciado en un comunicado de prensa que también han interpuesto una denuncia contra la sanitaria por negarse a realizar unos segundos exámenes a la menor y descartar sin pruebas una posible violación.

 

La joven, que tiene 13 años, perdió el conocimiento después de que tomara una bebida que le dieron unos desconocidos. En el momento fue trasladada al centro sanitario, donde fue remitida a terapia intensiva y sus padres pidieron que se le hiciera el citado estudio, pero Vilchis se negó.

A pesar de que el hospital había descartado la violación sexual, le suministraron la píldora del día después y una pastilla contra el VIH.

La doctora, después de los hechos y de no atender a la joven como corresponde a la ley, tuvo que pagar por los servicios de 10.000 pesos (453 euros).