Decenas de conductores se han visto atrapados en sus vehículos por culpa de las inundaciones y riadas provocadas por la DANA que azota nuestro país. Pero, ¿cómo debemos actuar si nos encontramos en esta situación?

En primer lugar, no debemos intentar salvar nuestro coche; cuando el agua supera las ruedas, alcanzando los bajos, del vehículo, ya es muy difícil hacerse con el control del mismo, aunque tengamos un coche alto, puesto que la fuerza del agua siempre es mayor de lo que parece.

En cuanto al lugar en el que debemos permanecer, el bombero de la Comunidad de Madrid Alfonso Segura indica que "el siguiente sitio más seguro que permanecer en el habitáculo del coche es el techo del vehículo".

¿Cómo salimos del coche? Primero hay que esperar a que el vehículo esté parado. Entonces, nos quitamos el cinturón, apagamos el motor y salimos siempre por la ventanilla contraria a la presión del agua, rompiéndola en caso necesario.

Las situaciones de vehículos arrastrados por el agua no han dejado de repetirse a lo largo de este miércoles. Miguel Martínez, bombero de Oropesa, explica que "la avalancha de servicios se ha centrado en los rescates, básicamente de vehículos que intentaban pasar barrancos".

El principal consejo, en cualquier caso, es que es mejor prevenir que curar, por lo que debemos evitar coger nuestros vehículos ante este tipo de situaciones meteorológicas adversas. Aunque la corriente parezca suave, no debemos fiarnos: ante la duda de si cruzar o no un tramo inundado es mejor abandonar el coche y esperar para evitar riesgos.