"El perdón no vale para nada, solo aumenta el dolor de la familia", ha asegurado Gonzalo Martín, el tío abuelo de Álex, el niño de nueve años asesinado y agredido sexualmente presuntamente por Francisco Javier Almeida, quien ha pedido perdón al acabar el juicio.

Almeida ha afirmado en la vista oral que no tuvo "intención de matar al pequeño en ningún momento" y ha pedido perdón a la familia y a todos los que haya "hecho daño" por los hechos ocurridos en Lardero (La Rioja) el 28 de octubre de 2021.

"Hoy salimos verdaderamente destrozados. Ha sido muy duro, dan ganas de abalanzarte contra él", ha recalcado Martín en declaraciones a los periodistas en la puerta del Palacio de Justicia en Logroño, donde ha concluido el juicio con tribunal popular celebrado en la Audiencia Provincial desde el pasado 20 de marzo.

Martín, quien no ha faltado a ninguna de las siete sesiones, ha arropado en algunas de ellas a los padres de Álex, quienes, al escuchar a Almeida, "ha habido un momento en el que igual hubieran salido de la sala", ha explicado.

El también portavoz de la familia ha constatado que el relato realizado esta jornada por el acusado ha sido "totalmente diferente al del primer día, pero los hechos están probados: es un depredador y nada más".

Almedia estaba en libertad condicional desde abril de 2020 por una condena de 30 años de prisión por el asesinado y agresión sexual a una agente inmobiliaria en Logroño en 1998; y, con anterioridad, fue condenado a siete años de cárcel por otra agresión sexual a una menor en 1993.