La Guardia Civil ha alertado a través de su cuenta de Twitter de un riesgo que, sin saberlo, asumen muchos ciudadanos cuando emprenden un viaje con sus mascotas.

 

Un perro de 20 kilos puede sufrir un enorme golpe en caso de no estar bien sujeto a su asiento. Tanto es así que, en caso de sufrir un accidente a tan solo 60 kilómetros por hora y chocarse contra una de las personas del vehículo, el peso que recaería sobre ésta superaría los 250 kilos.

Por eso, el cuerpo de Seguridad ha alertado del riesgo de llevar mascotas, equipajes u objetos mal ubicados en los vehículos, bajo el hashtag #NoEsPorLaMulta.