Los termómetros se han desplomado y la ola de frío ha traído consigo temperaturas de hasta 36 grados bajo cero. Unos valores históricos que casi no tenían precedentes en nuestro país. Esta bajada de las temperaturas ha provocado que, según ha explicado la jefa de Meteorología de laSexta, Isabel Zubiaurre, unos 17,3 millones de hectáreas de superficie hayan amanecido cubiertas por el hielo.

Ante la situación que enfrentamos conviene salir solo para lo imprescindible y, si es necesario, hacerlo con mucha precaución. Todos aquellos que tienen mascotas, sobre todo perros, están obligados a salir a la calle a diario. Si bien, esta semana hay que tener mucha precaución porque los animales también sufren las consecuencias del frío.

Según esta infografía elaborada por la Dirección General de los Derechos de los Animales - que depende de la Vicepresidencia de Asuntos Sociales-, sacar a pasear al perro con una temperatura inferior a cuatro grados ya supone un riesgo.

Un riesgo que puede verse incrementado en función de la raza y el tamaño. Por ejemplo, un perro pequeño a partir de -5 grados ya podría enfrentarse a una situación crítica. Un perro mediano o grande lo haría, en cambio, a partir de los -12 grados.