La nueva decisión de la Audiencia de Navarra vuelve a levantar indignación, pero no sorpresa. Colectivos feministas aseguran que la justicia deja a las mujeres desprotegidas una vez más y critican al mismo tribunal que optó por abuso y no agresión sexual y el que tampoco vio riesgos en que los miembros de 'La Manada' salieran a la calle.

La voz feminista vuelve a alzarse. "Es el desamparo más absoluto de las víctimas", dice desde la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo.

Las asociaciones han demostrado su indignación por la sensación de desprotección de las mujeres. "Que los cumplan y entren ya, que no pueden estar en la calle celebrando año nuevo en la calle y el miedo lo tenga que tener la superviviente", dice Iurre Calixto, de Movimiento Lunes Lilas.

"Persisten los motivos que hace meses había para continuar con la prisión provisional y que además se han visto reforzados", explica Ángeles Jaime desde Mujeres Juristas Themis.

También en el ámbito político han habido reacciones por la decisión de la Audiencia de Navarra. "Acato pero no respeto. Que barato sale la violación en grupo. Fianza de 6.000 euros y libertad provisional", dice la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo.

"Otra vez la Audiencia de Navarra manda un mensaje de desaliento absoluto a la sociedad española en relación a la protección de las mujeres en materia de agresiones sexuales", afirma la portavoz de Igualdad del PSOE en el Congreso, Ángeles Alvares.