HAY GRAVES INUNDACIONES

HAY GRAVES INUNDACIONES

La crecida de varios ríos en Cantabria obliga a evacuar a decenas de vecinos

La crecida de varios ríos de Cantabria tras las intensas lluvias registradas desde el martes en la comunidad autónoma han provocado graves inundaciones en varias localidades de la región y ha obligado a evacuar a una veintena vecinos, mientras a otros se les ha pedido que no salgan de casa.

EFE | Madrid | 24/01/2019

Vista del rio Saja a su paso por la localidad cántabra de Virgen de la Peña, desbordado
Vista del rio Saja a su paso por la localidad cántabra de Virgen de la Peña, desbordado | EFE

Según informa el servicio de emergencias 112 del Gobierno cántabro, a la lluvia y el deshielo de la nieve caída, se ha sumado la pleamar en la zona occidental de Cantabria, una de las más afectadas, aunque también en el centro de la región, el río Besaya se ha desbordado y quince vecinos del pueblo de Santa Olalla, en Molledo, han tenido que ser evacuados.

Esos vecinos han sido trasladados al pabellón polideportivo de la Serna de Iguña, mientras que otros, también afectados por el desbordamiento del río, han sido acogidos por otros ciudadanos de ese municipio en sus casas.

Los bomberos y voluntarios del 112, que han tenido que actuar durante toda la noche, han desalojado también de sus viviendas a dos personas en la localidad de Las Fraguas, que han sido atendidas por efectivos de Cruz Roja.

También una persona ha sido socorrida en La Molina, en el municipio de Mazcuerras, y otras dos han tenido que ser evacuadas en lancha neumática por la Cruz Roja en Caranceja (Reocín).

En Hinojedo (Suances), la Guardia Civil y el 112 han pedido a varias personas que no se muevan de sus casas, debido a la cantidad de agua que hay en el exterior de sus viviendas y de otras anexas, que ha inundado garajes y afectado a varios vehículos que había en su interior.

La localidad de Barcenillas, en el municipio de Ruente, presenta también riesgo de inundación, por lo que "se está haciendo un estrecho seguimiento de la situación, y se han preparado los medios necesarios por si hubiera que llevar a cabo su evacuación".

Las inundaciones mantienen aún cortado el tráfico ferroviario entre Cabezón de la Sal y Santander, y Los Corrales de Buelna y Las Fraguas, trayectos que se están efectuando por carretera. En varias carreteras autonómicas se han producido desprendimientos del terreno, lo que ha provocado el corte de algunas de ellas.

Las inundaciones también afectan a la zona oriental, donde se han inundado el polígono industrial de Marrón, en Ampuero. El 112 junto a la Guardia Civil, policías locales y el resto del operativo que trabajan en esta situación de emergencia han tenido desde ayer por la tarde 105 actuaciones derivadas de las más de 300 llamadas recibidas por cántabros afectados por las fuertes lluvias.

Se está haciendo un especial seguimiento de la evolución de los caudales de los ríos, ya que el Besaya, el Saja, el Pas y el Asón se encuentran en nivel rojo de alerta.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.