Termina la noche de San Juan en una playa de A coruña y decenas de personas se concentran para arrastrar todos los residuos hasta el contenedor.

Gracias a la conciencia ecológica, que crece, sigue la juerga, pero las playas de A Coruña amanecen más limpias después de la resaca de la noche de San Juan.

Durante la jornada posterior, en 2019 las hemos visto notablemente más limpias que en 2017. Ahora se han acumulado 117 toneladas de residuos y entonces se recogieron 134.

En Barcelona han tenido que invitar a marcharse a decenas de jóvenes que recogían los residuos para que los servicios de limpieza pudieran realizar su trabajo, pero también con buena nota: allí se han recogido las mismas toneladas de basura que el año pasado, 20.

Aunque también se han producido varios altercados: los bomberos han seguido apagando fuegos cerca de la playa y la Policía investiga dos denuncias por agresión sexual a dos menores en Vilanova la Geltrú y Mollet.

In fraganti pilló la Policía de A Coruña al presunto culpable de acuchillar a un joven de 25 años cerca de la playa de Riazor, y en Torrevieja un hombre de 83 años ha tenido que ser hospitalizado con quemaduras e intoxicación etílica después de caerse en una hoguera.