Imposible acceder a la sierra madrileña. La Guardia Civil ha cortado por quinto día consecutivo el acceso a la sierra madrileña por la M-601 desde Cercedilla a Navacerrada, cierre que se ha producido ya desde las 8:15 de la mañana, al llenarse los aparcamientos de Cotos y Navacerrada, para evitar aglomeraciones y colapsos.

También está cortando el acceso hacia el puerto de Cotos en la SG-615 desde el puerto de Navacerrada y los vehículos que han accedido deben seguir hacia Segovia o dar la vuelta hacia Madrid por la M-601.

Desde Emergencias 112 han recordado que no es el mejor momento para subir a la sierra por la bajada extrema de temperaturas.

 

Este martes se mantiene activado en toda la Comunidad de Madrid el aviso amarillo por frío y heladas, con termómetros de -6 grados centígrados en la sierra y -4 grados en el resto de la región.

La Guardia Civil está tomando este año la decisión de cerrar los accesos a Navacerrada en el momento que se llenan los aparcamientos desde que en el puente de la Constitución se colapsaran las carreteras y se repitieran aglomeraciones en la sierra. De hecho, el pasado sábado un total de 350 personas tuvieron que ser evacuadas del puerto de Navacerrada debido a las grandes retenciones en los accesos a la sierra por la nieve, el hielo y la gran afluencia de madrileños, que provocaron retrasos que la línea habitual de autobuses.

Por su parte, la estación de esquí de Valdesquí ha anunciado su inminente apertura programada para este miércoles 6 de enero con la vista puesta en los cortes que está realizando la Guardia Civil. El director de la estación madrileña, Agustín Ramírez, ha explicado que tiene previsto abrir unos 7 kilómetros de zona baja y media, no toda la estación completa, y en función de esos kilómetros ha calculado que el aforo será de unas 600 o 650 personas.

Además, según explica el director de la estación, podrán acceder 300 coches al aparcamiento de la estación, pero no han podido vender los forfaits de acceso vía online, a pesar de las recomendaciones por covid, porque los cortes que se están produciendo en las carreteras no aseguran a los esquiadores que puedan llegar a la estación.