El incendio originado en Sierra Bermeja (Málaga) está controlado. Así lo ha indicado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que confirma que la dirección del Plan Infoca, el servicio de incendios de Andalucía, ha podido avanzar en sus labores de extinción durante la madrugada gracias a las primeras precipitaciones.

"La lluvia que cae desde hace horas ha sido la mejor aliada del intenso y admirable trabajo de los retenes. Se activa el nivel 0. Ahora queda una fase compleja hasta su extinción", ha escrito el mandatario en sus redes sociales. Se trata de un hecho que los servicios de emergencia llevaban horas esperando, especialmente ante las previsiones meteorológicas. Sin embargo, hasta esta madrugada el viento había avivado el fuego en algunos sectores.

En este sentido, según informaba a última hora de este lunes el subdirector del Centro Operativo Regional (COR) del Infoca, Alejandro García, la zona de Casares seguía bajo amenaza. Ahora bien, como sostenían desde la Junta, ya desde este lunes buena parte del sur de la provincia de Málaga estaba recuperando la estabilidad.

 

1.616 personas vuelven a sus casa

Sin ir más lejos, de las seis localidades que habían sido desalojadas a causa del incendio, los vecinos de todas las localidades evacuadas (Jubrique, Faraján, Júzcar, Alpandeire, Pujerra y Genalguacil) pueden volver a sus casas. Un total de 1.616 personas que regresan a sus hogares, no obstante, de forma "prudente, escalonada, progresiva y paulatina".

Así lo ha confirmado el Plan INFOCA de la Junta de Andalucía, que este martes ha autorizado el regreso a casa de los vecinos de los 250 vecinos de Genalguacil, que eran los últimos que quedaban por realojar. Aun así, como en el resto de casos, este regreso a los hogares también debe producirse paulatina y ordenadamente.

 

Crespo también ha informado que, especialmente con respecto a la jornada del domingo, ahora "hay gran parte de este incendio que está en buenas condiciones". Aunque advierte de que todavía hay mucho que trabajar en materias de extinción.

La activación del nivel 0 y la constatación del control del incendio son los dos grandes primeros pasos para llegar al fin de uno de los peores incendios que se recuerdan, que se ha cobrado la vida de un bombero, ha calcinado 9.670 hectáreas y ha obligado, en total, al desalojo de unas 3.000 personas. Junto con eso, 1.099 profesionales -entre ellos 260 de la Unidad Militar de Emergencia (UME)- y 49 medios aéreos han participado en la lucha contra este fuego.

El incendio habría sido provocado por el uso de líquido inflamable

La Fiscalía General del Estado lanzó este lunes un comunicado en el que apunta que el incendio de Sierra Bermeja podría ser intencionado por las características de los focos. Y, según ha podido saber laSexta este martes, el incendio habría sido provocado por el uso de algún tipo de líquido inflamable, posiblemente gasolina. Un hecho que constataría las sospechas del presidente de la Junta, Juanma Moreno, que ha prometido "cazar" a los autores del incendio.

"Según se desprende de los primeros datos de las investigaciones que se han trasladado al Fiscal de Sala, tanto por la Unidad del Seprona de la Guardia Civil Adscrita como por los agentes forestales adscritos, la existencia de varios focos iniciales del mismo, originados de forma prácticamente simultánea y cercanos a sendos puntos de una carretera poco transitada, con posibilidad de estacionamiento de vehículos, pueden apuntar a una etiología intencional", escriben en el comunicado.

Sin embargo, apuntan que debido a la "complejidad de las labores de investigación por la naturaleza de los hechos no se dispone hasta el momento de datos suficientes sobre la posible autoría" de los fuegos. Por su parte, Juanma Moreno ya adelantó el pasado viernes que todo apuntaba a que había sido "intencionado".

"Los expertos dicen que es extremadamente extraño que un incendio empiece en dos focos diferenciados, por la noche, cuando se sabe que los operativos aéreos no se pueden utilizar y además en una zona escarpada donde los equipos terrestres no pueden acceder y el día previo a vientos de 45 km de levante", apuntó al respecto.

En este sentido, aseguró que la Junta de Andalucía irá "a por todas": "Esto ya ha costado la vida de una persona que no vamos a volver a recuperar, está costando un daño a una zona bellísima que tardará 50 años en recuperarse y está costando mucho sufrimiento a vecinos que ven cómo su casa y su campo ha sido arrasado", concluye.