Las señales de tráfico pueden suponer un auténtico quebradero de cabeza, y la Dirección General de Tráfico (DGT) lo sabe. Por ello, la consultora PONS Seguridad vial ha publicado un test en el que los conductores pueden medir su habilidad al volante. Sin presión, pero será lo más parecido a un examen teórico que habrás hecho desde que te sacaste el carné. Ahora bien, tiene muchas menos preguntas (solo 10) y está especialmente centrado en señales de tráfico.

Este examen improvisado parte de un informe en el que se han seleccionado las preguntas que más fallos provocan en el alumnado. Su elaboración ha sido compleja: se han analizado más de 700.000 test on line sobre señales y, como explica Fernando Solas, responsable de Formación de PONS Seguridad Vial —y autor del documento—, "las señales verticales son las que más problemas provocan a los alumnos y alumnas".

Las preguntas del test están relacionadas tanto con dichas señales verticales como con semáforos o marcas viales comunes en la carretera. ¿Y tú, eres de los que se liaban con las señales? Puedes ponerte a prueba con este test.

 

Estas son las respuestas y explicaciones al test

1. En la primera pregunta vemos una señal con un camión dibujado. Realmente, esto prohíbe el acceso a todos los vehículos destinados al transporte de mercancías; es decir, camiones y furgones (independientemente de su masa).

2. Esta cuestión señala una flecha verde junto al semáforo. Su significado es que los vehículos pueden tomar la dirección y sentido indicados por la flecha, sin importar la luz que esté encendida en el semáforo. Eso sí, se ha de ceder el paso siempre a los vehículos que circulen por el carril al que te incorpores.

3. Con respecto a la tercera señal, esta es una de las más comunes en las ciudades: indica que el estacionamiento tiene duración limitada. Por tanto, la obligación del conductor es marcar, de forma reglamentaria, la hora de comienzo del estacionamiento.

4. La DGT conoce la cuarta señal como R-303. Básicamente, prohíbe girar a la izquierda, pero también el cambio de sentido de la marcha. De ahí que la tercera respuesta sea la correcta.

5. La señal con la motocicleta dibujada prohíbe el acceso únicamente a este vehículo. De este modo, se responde la pregunta cinco con que sí se puede entrar con un ciclomotor.

6. ¿Qué significa el semáforo de la sexta pregunta? Muy sencillo: paso exclusivo para los ciclos y ciclomotores, no a todos los vehículos de dos ruedas.

7. La señal de la séptima pregunta indica la existencia de una vía para peatones y ciclos, segregada del tráfico motorizado, y que discurre por espacios abiertos, parques, jardines o bosques.

8. La octava pregunta es de las más enrevesadas. Según la DGT, esta señal se utiliza para la proximidad de peligro señalizado de un paso a nivel, de un puente móvil o de un muelle: "Indica proximidad, no aproximación ni cercanía", insiste el autor del test. Por ello, "esta señal nos la podemos encontrar en el lado derecho o en lado izquierdo", aunque en el caso del cuestionario sería el izquierdo.

9. La novena cuestión tiene el condicionante de la señalización. Al no existir ningún ceda al paso o semáforo, "se aplica la norma de la derecha, donde se debe ceder el paso solo a los vehículos que nos vienen por la derecha", explica Solas. Así, la respuesta correcta es el coche azul, que va por esa dirección.

10. La última pregunta incide en las señales de STOP dibujadas en el suelo, cuyo significado implica la obligación de detener el vehículo ante una próxima línea de detención. Es decir, ni en la línea ni antes de llegar a la señal. Junto con eso, "hay que ceder el paso a los vehículos que circulen por esa calzada", concluye la DGT.

La Dirección General de Tráfico tiene múltiples pruebas avaladas dignas de cualquier examen de conducir. Su realización podrían ser útiles para cualquier persona que tenga que preparar un examen teórico o incluso para repasar algunos conceptos olvidados.

Todo está en la página web de la entidad, que cuenta con múltiples cuestionarios basados en conceptos del permiso B de conducir —los hay hasta más concretos todavía, como de vehículos agrícolas o mercancías peligrosas—. Lo que sea necesario para mantener las habilidades de conducción intactas con el paso del tiempo.