Y UNA ORDEN DE ALEJAMIENTO DEL MENOR

Y UNA ORDEN DE ALEJAMIENTO DEL MENOR

Condenan a una mujer a diez meses de carcel por pegar "dos bofetadas" a su hijo tras negarse a ducharse

La Audiencia de Pontevedra considera que la madre incurrió en un delito de violencia doméstica, aunque la pena será sustituida por trabajos comunitarios.

laSexta.com | Madrid | 13/03/2019

Imagen de archivo de una ducha
Imagen de archivo de una ducha | Agencias

Una madre ha sido condenada a diez meses de cárcel y una órden de alejamiento de su hijo por pegarle "dos bofetadas" cuando tenía diez años.

El menor no quería ducharse y su madre, tras discutir con él, le dio dos bofetadas en la cara. Un acto que, según los magistrados de la Audiencia de Pontevedra, incurre en un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica.

La pena privativa de libertad se ha sustituido por trabajos comunitarios dado que la mujer no tiene antecedentes, pero sí se mantendrá la orden de alejamiento del menor a menos de 200 metros.

La Audiencia de Pontevedra ha considerado que "la reprensión ante una eventual desobediencia nunca puede justificar el uso de la violencia que la acusada ejerció", y descartó el amparo de la defensa en el "derecho de corrección".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.