Una juez de Almería ha condenado a un hombre de 36 años y vecino de El Ejido (Almería) por haber abusado sexualmente de la pasajera de un autobús que viajaba en el asiento contiguo al suyo después de que esta se hubiera quedado dormida durante el trayecto.

El fallo, dictado en firme tras la conformidad de las partes, condena al acusado a una pena de ocho meses de prisión contemplado en el artículo 181 del Código Penal, que contempla penas privativas de libertad para quien sin violencia o intimidación o sin que medie consentimiento, realizara actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona.

Los hechos, instruidos mediante diligencias urgentes, tuvieron lugar el pasado 10 de diciembre sobre las 5.30 horas de la madrugada en un autobús que cubría la línea entre Madrid y Almería cuando, en un momento dado, el acusado con "claro ánimo de dar satisfacción a sus deseos libinidosos", puso su mano sobre la zona íntima de la víctima.

No obstante, al poco tiempo la mujer se percató de la situación y pudo "zafarse" del acusado, quien hasta el momento carecía de antecedentes penales de ningún tipo.

La juez accedió a la suspensión de la pena privativa de libertad durante un periodo de dos años con la condición de que el acusado no vuelva a delinquir en ese periodo de tiempo, si bien mantiene la orden de alejamiento de 500 metros por un tiempo de 16 meses sobre la víctima.