IMPARTIENDO CLASES HASTA UN DÍA ANTES DE SU CONDENA

IMPARTIENDO CLASES HASTA UN DÍA ANTES DE SU CONDENA

Condenan a un catedrático de Sevilla a siete años de prisión por abusar de dos profesoras y una becaria

La Universidad de Sevilla ha suspendido de sus funciones al catedrático Santiago Romero, condenado a seis años y nueve meses de prisión por abusos sexuales a dos profesoras y a una becaria. Los hechos ocurrieron en la facultad de Educación, donde trabajaban el condenado y las víctimas, entre 2006 y 2010.

Un juzgado ha condenado a siete años de prisión a un catedrático de la Universidad de Sevilla por abusos sexuales y lesiones psicológicas cometidos contra dos profesoras ayudantes y una becaria.

El condenado, Santiago Romero, fue decano de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla y ha impartido clases, hasta un día antes de ser condenado, en la Facultad de Educación Física y Deporte, mientras que las tres denunciantes dejaron sus puestos por la actitud del catedrático.

El Juzgado, cabe destacarlo, ha aplicado la atenuante de dilaciones indebidas por el retraso "indebido" del procedimiento, ya que hay que tener en cuenta que los hechos ocurrieron entre los años 2006 y 2010 y el juicio, finalmente, no se celebró hasta el pasado año 2016.

Fuentes judiciales han explicado que el profesor ha sido condenado por tres delitos de abusos sexuales y uno de lesiones, que se habrían cometido entre el 2006 y el 2010. También se le exige una indemnización de 60.000 euros para dos de las víctimas -30.000 para cada una- y de 50.000 euros para la que sufrió las lesiones psicológicas.

La condena, dictada por un juzgado de lo penal y que es recurrible ante la Audiencia de Sevilla, recoge que los abusos sexuales se cometieron en el marco de las relaciones laborales como profesoras de la Universidad. Además, se aprecia un delito de lesiones psicológicas contra una de las mujeres afectadas, han añadido las fuentes tras recordar que el juicio por este caso se celebró en abril del 2016.

El fallo judicial precisa que la Universidad de Sevilla es responsable civil subsidiario porque los abusos fueron dentro de la actividad de la institución docente. Una de las denunciantes ha recordado que este proceso ha sido "muy duro", y ha agregado que su preocupación es poder ejercer como profesora sin el riesgo de coincidir con el condenado así como evitar que le ocurra lo mismo a otras profesoras y alumnas.

Agencias | Madrid | 10/01/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.