Una mujer de Florida (Estados Unidos) ha sido condenada a 25 años de prisión por la muerte de su hija de dos años, a quien olvidó dentro de su vehículo durante nueve horas, según medios locales citados por la agencia Efe.

La Policía del condado de Escambia, al noreste del estado, señaló que la madre, Jessica Monell, de 38 años, estaba bajo los efectos de las drogas cuando olvidó sacar de la camioneta a su hija Joy.

La pequeña permaneció entonces unas nueve horas en el interior del vehículo aparcado, según 'New Channel 8'. Posteriormente, la autopsia reveló que la niña, que se encontraba sujeta a su asiento de seguridad, murió de hipertermia y que presentaba trazas de metanfetamina en su organismo.

De acuerdo con el 'Pensacola News Journal', los hechos ocurrieron el 10 de abril de 2019. Según este medio, la ahora condenada llegó a casa sobre las 06:00 de la mañana, entró en la vivienda para preparar la cama de su hija, se distrajo haciendo la colada y quedó inconsciente sin llegar a sacarla del vehículo.

Mientras tanto, Joy permaneció sujeta a su asiento hasta las 15:00 horas, cuando su madre se despertó y fue a buscar a su hija, hallándola muerta. Posteriormente, la mujer dio positivo en metanfetamina, anfetamina y diazepam.

Florida es el segundo estado de EEUU con mayor número de muertes infantiles en vehículos por golpes de calor en las últimas dos décadas, según KidsAndCars.org. Hasta el pasado 4 de julio habían fallecido en el país norteamericano siete niños por quedar dentro de un coche al sol y en 2020 murieron 25 por la misma causa, según datos de la organización No Heat Stroke.

Dejar a un niño dentro de un vehículo es una situación de muy alto riesgo que solo en Estados Unidos ha dejado desde 1998 un total de 890 menores muertos por un golpe de calor, una media de 38 fallecidos al año. Más de la mitad de las muertes (54%) en el período 1998-2020 fueron de niños menores de dos años y un 52,9% fueron por negligencia u olvido de sus cuidadores, de acuerdo con la citada organización.