La Comisión Europea (CE) ha decidido autorizar la venta al público de una vacuna contra el virus del ébola desarrollada por la compañía Merck Sharp & Dohme, conocida como Ervebo. Esta fue desarrollada en 2014 a raíz del brote del virus en África Occidental y ya se encuentra en uso como parte del protocolo específico para proteger a las personas en riesgo de infección, como personas expuestas a enfermos o sanitarios.

La decisión del Ejecutivo europeo ha llegado tras la recomendación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que evaluó los beneficios y riesgos de la vacuna, y ha llevado a un proceso urgente de traducción de las directrices del producto a todos los idiomas de la UE y de consulta con los Estados miembros para agilizar su venta al público.

"La UE está apoyando los esfuerzos internacionales para combatir el ébola en todos los frentes, desde el desarrollo de vacunas hasta la entrega de ayuda humanitaria en el terreno", ha asegurado el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis y Coordinador del ébola de la UE, Christos Stylianides.

Por otro lado, el comisario a cargo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha expresado que "encontrar una vacuna contra este terrible virus ha sido una prioridad para la comunidad internacional desde que el ébola golpeó África Occidental hace cinco años". Además, ha recalcado que la comercialización de la misma "es un paso adelante para salvar vidas en África y más allá".

La Unión Europea (UE) ha respaldado el desarrollo de esta vacuna aportando 12,4 millones de euros a dos proyectos de investigación médica a través del programa de innovación de la UE Horizonte 2020.