El pasado mes de mayo, Madrid confirmaba la presencia de la denominada viruela del mono en la capital. Tras identificar una sauna de la ciudad como foco del principal brote, los casos se han ido multiplicando, no solo por Madrid sino por toda la geografía española. Mientras en todo el país los casos han superado la barrera de los 3.000, la mitad de ellos se concentran en la capital: según los datos publicados por la Comunidad de Madrid a 18 de julio, un total de 1.484 casos habían sido confirmados hasta entonces. Esta misma semana, Madrid confirmaba otro caso en un bebé de siete meses, un "caso puntual", teniendo en cuenta que los padres también están contagiados.

A raíz de esta situación, Madrid ha comenzado el proceso de vacunación para esta enfermedad, aunque solo para aquellos que cumplan una serie de requisitos. Tal y como señalan desde Madrid, la Comunidad dispone de dos vacunas contra la viruela "que pueden prevenir la enfermedad de la viruela del mono": Imvanex y Jynneos, ambas de Bavarian Nordic. En los dos casos se contribuye no solo a prevenirla, sino también a reducir la gravedad de la misma en caso de desarrollarla. Asimismo, señalan que esta inyección no produce "lesión de inoculación", como ha venido ocurriendo a lo largo de la historia con las vacunas clásicas contra la viruela.

¿Qué contiene esta vacuna? Una serie de virus modificados que no son capaces ni de producir la enfermedad ni de transmitirla a otras personas. La vacuna contra la viruela del mono puede inocularse de manera preventiva en dos casos:

  • Antes de estar expuesto al virus
  • Después de haber tenido contacto con el virus

Ahora bien, para poder acceder a esta vacuna hay que pedir cita previa, como ha venido ocurriendo con las vacunas contra el COVID: se puede pedir cita a través de la web de la Comunidad de Madrid. Cualquier persona que sea residente en Madrid puede vacunarse, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

Requisitos para vacunarse contra la viruela del mono

  • Tener entre 18 y 45 años y mantener prácticas sexuales de alto riesgo
  • No haber recibido la vacuna de la viruela antes
  • No haber pasado la enfermedad de la viruela del mono
  • No haber estado en contacto con un caso de viruela del mono los 10 días previos
  • No presentar síntomas que sugieran presencia del virus de la viruela del mono
  • No presentar contraindicaciones comunes para la vacunación (fiebre, infección, alergias...)

Estos son los grupos de riesgo ante la viruela del mono

¿Cómo se infecta y cuáles son los síntomas?

El brote de 2022 es peculiar: es la primera vez que se notifican cadenas de transmisión en Europa sin vínculos epidemiológicos conocidos con África occidental o central. Históricamente, el principal mecanismo de transmisión en humanos tenía lugar a través de contacto directo, incluyendo consumo, con mamíferos vivos o muertos infectados, principalmente roedores o primates de zonas endémicas. El contagio entre personas se ha descrito "clásicamente" como a través de gotas respiratorias grandes, pero más frecuentemente por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada, aunque también con objetos contaminados (como puede ser, por ejemplo, la ropa de cama).

El periodo de incubación de la viruela del mono suele ser de seis a 16 días, aunque puede variar días arriba o abajo. Una vez que se comienza a manifestar la infección, pueden darse dos periodos: un primero, periodo de invasión, en el que los síntomas característicos son la fiebre, dolor de cabeza, linfadenopatía o inflamación de los ganglios linfáticos, dolor lumbar, dolores musculares y falta de energía. Este primer periodo puede durar hasta cinco días. La segunda fase es la de erupción cutánea, y es cuando se presenta el exantema: primero suele afectar al rostro para después extenderse por todo el cuerpo, principalmente en las palmas de las manos y plantas de los pies. Suelen darse entre uno y tres días después de la aparición de la fiebre y pueden durar hasta 10 días, cuando las pústulas se convierten en costras. La eliminación de las costras, por su parte, puede durar varias semanas.