La Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha denunciado el incidente ocurrido durante un juicio en Málaga, en el que alguien colocó un preservativo en el micrófono del fiscal. "Esto es intolerable e inaceptable, atenta contra la dignidad del Ministerio Fiscal y la función que representamos", ha aseverado la asociación.

 

Ocurrió durante un receso -en el que no tendría que haber habido nadie en la sala donde se celebraba la vista- del juicio por el 'caso Scándalo', en el que una veintena de acusados se enfrentan a cargos por proxenetismo, según recoge el diario 'Sur'.

De acuerdo con dicho medio, al volver a la sala, el representante del Ministerio Público se encontró con que alguien había puesto un profiláctico en su micrófono. Al finalizar la vista, informó de lo ocurrido al tribunal y los funcionarios.

El fiscal, apunta 'Sur', ha presentado una denuncia por lo ocurrido ante un juzgado de Málaga, que ha acompañado con varias fotografías, manifestando que se sintió contrariado por la situación y que desconoce quién ni cuándo pudo haberlo hecho.

En el juicio por el 'caso Scándalo', 21 personas se enfrentan a cargos por proxenetismo y prostitución en Málaga, Torremolinos y Córdoba, con peticiones de cárcel que suman casi 4.000 años, según 'Sur'.