laSexta ha tenido acceso a las imágenes del interior de la vivienda donde María Sevilla retuvo y escondió a su hijo de 11 años durante dos años. El niño y otra niña de seis años, fruto de su actual relación, no salían de la vivienda.

Los menores no estaban escolarizados y solo salían un rato a pasear por la finca cuando se ponía el sol, según informa Espejo Público.

En las imágenes se aprecian las persianas del domicilio bajadas y con dibujos en los cristales. La madre les enseñaba a sumar y utilizaba esos cristales a modo de pizarra. En otra imagen se aprecia una pizarra con varias citas bíblicas escritas.

La Policía encontró esta pizarra en el interior de la vivienda | laSexta.com

"Benditas todas las naciones. Génesis 22:18. ¿Que está haciendo Dios para cumplir esta palabra?", se lee en la pizarra.

La Policía Nacional encontró a Samuel y su hermana en condiciones lamentables en una finca aislada de Tarancón, en Cuenca. Los agentes tuvieron que entrar por la fuerza en la vivienda y neutralizar al perro que los custodiaba.

El pequeño Samuel aseguró que Dios le había dicho que su padre no le quería y que de mayor quería ser pastor evangelista. La madre ha sido detenida y Samuel ya ha vuelto con su padre.

La detenida, María Sevilla, llegó a crear la Asociación Infancia Libre para proteger a los niños de abusos sexuales y registró 25 preguntas en el Congreso sobre las estadísticas de maltrato infantil.

Una cortina de humo que no evitó que en junio de 2018 se dictara una orden de detención contra ella por el secuestro del menor.