Y en la costa, las olas han alcanzado más de 11 metros, aunque lo peor está por llegar. Tenemos por delante las 24 horas más complicadas de todo el temporal. La DGT recomienda no circular por carretera en el extremo norte del país.

Galicia ha alcanzado los vientos más intensos de España, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En el resto de la provincia y en toda España, el viento ha soplado también con fuerza aunque no ha superado los 120 kilómetros por hora, la velocidad a partir de la cual se considera huracanado.

Sin embargo, la imagen más destacada nos la ha dejado el mar en A Guarda, en Pontevedra. Las olas han generado una espectacular espuma con restos de microorganismos que están entrando en la playa y en el pueblo.

Por ello, las autoridades han establecido la alerta roja en A Coruña y Pontevedra por el oleaje y va a provocar el corte de las carreteras cercanas.

Mientras, en Lugo y Orense hay aviso naranja por nevadas que dejarán 20 centímetros de espesor en 24 horas en zonas de montaña.