Con la bajada de las temperaturas una pregunta común que solemos hacernos es cuándo será el cambio al horario de invierno. Pero, que no te engañen las tormentas, primero tiene que acabar el verano que dura hasta el 22 de septiembre.

Cada año tenemos que adelantar las agujas del reloj una hora en verano y atrasarlo otra en invierno. El siguiente cambio será el 31 de octubre, dando por finalizado el horario de verano que empezó en marzo.

Todos los años este cambio se produce el último domingo de octubre. En el 2021 el cambio será a las 03:00 horas de la madrugada del domingo 31, que pasarán a ser las 2:00 en la península y, en Canarias, a las 2:00 serán la 1:00.

El cambio de horario entre invierno y verano se aplica en los países europeos desde el siglo pasado para ahorrar energía desde la crisis del petróleo de los años 70. Esto se debe a que los días de invierno tienen menos horas de luz natural, por lo que se adelanta el reloj intentando hacer coincidir los horarios de los europeos con las horas de luz natural de cada país.

Este cambio de hora se rige por la Directiva 2000/84/CE, que hace que todos los estados que pertenecen a la Unión Europea tengan que aplicar el horario de verano en el último domingo de marzo y de volver a su hora estándar el último de octubre.

¿Qué sucede si a esa hora estoy trabajando?

La mayoría aprovechará este cambio de horario para tener una hora más de descanso, pero en el caso de que esos sesenta minutos nocturnos coincidan con la jornada laboral se contabilizarán las horas efectivas realizadas teniendo en cuenta esa hora.

Como norma general se acabará la jornada sesenta minutos antes o esa hora deberá compensarse con otro periodo de descanso o remunerarse como hora extraordinaria regulada en el Artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores. En los convenios colectivos de empresas que trabajan con horarios nocturnos de fin de semana como vigilantes de seguridad o servicios de urgencias está modificación suele estar contemplada.