Estos últimos días hemos podido ver cómo el día es cada vez más largo y se ha llegado a contemplar la puesta de sol hasta casi las 19:30 horas. Esto recuerda la llegada de la primavera y con ella el cambio al horario de verano que exige la Directiva 2000/84/CE de la Unión Europea con el fin de aprovechar las horas de luz y adaptarnos a ellas.

Esta transición, que representa el primer cambio de hora de este 2022, tiene lugar este fin de semana. Así, en la madrugada del 26 al 27 de marzo, en la que tendremos una hora menos para dormir, entramos en lo que se conoce como el horario de verano.

¿Hay que atrasar o adelantar el reloj?

Llegados a este punto siempre surge la duda de si se debe adelantar o retrasar la hora. Esta madrugada del 26 al 27 de marzo a las 02:00 horas las manecillas del reloj deben avanzar hasta las 03.00 horas. Dependiendo del dispositivo este cambio se realizará de manera automática o manual.

Con la mayoría de 'smartphones' no tienes de qué preocuparte, ya que se aplica automáticamente. Por el contrario, quien desee despertar con el horario adaptado y disponga de relojes tradicionales tendrá que realizar esta modificación antes de acostarse.

¿Amanece antes o después?

Según la web sunrise-and-sunset.com esta semana el amanecer se ha contemplado alrededor de las 7:16. El atardecer, en cambio, se ha dado a las 19:25 horas. Una vez efectuado el cambio de hora el amanecer y el atardecer se retrasan. El alba se producirá el domingo a las 8:07, y anochecerá a las 20:33 horas. De manera que el día tendrá una duración de 12 horas y 25 minutos.

¿Se duerme más o menos?

Otra de las dudas que se manifiestan estos días que se acerca el cambio de hora es si con esta modificación podremos dormir una hora más o si, por el contrario, nos quitará una hora de sueño.

Tal y como hemos mencionado, el reloj se adelantará de las 02:00 horas a las 03:00, por lo que realmente dormiremos una hora menos de lo habitual. Aun así, todo dependerá de la hora en la que nos acostemos y nos levantemos.