Internet hierve en los últimos días con la posibilidad de que una cámara de seguridad pueda haber grabado el espíritu de un gato, después de publicarse un vídeo en internet en el que uno de estos animales parece ser seguido por el supuesto fantasma de otro. El fenómeno, recogido por The Sun, aún no ha podido ser explicado en las redes.

El suceso ocurrió en Reino Unido, en la localidad de Essex. Juliette Bird, de 53 años, y su compañera de hogar Deanna Craste, de 28, recibieron un aviso desde la cámara de seguridad que vigilaba su coche. Al revisar la cinta descubrieron la imagen del gato blanco de su vecina, Topsy, paseando por delante del vehículo. Justo detrás de él comprobaron que podía distinguirse otra figura felina, pero transparente.

Cuando se lo mostraron a su vecina, ella enseguida encontró una explicación: Liquorice, otro de sus gatos, había muerto recientemente. Pero esto no era lo único: para añadir más misterio al asunto, la vecina aseguró que seis semanas antes había desaparecido la gatita hermana de Topsy, de nombre Tilly.

 

Reacciones de incredulidad en Youtube

El vídeo, subido a Youtube el 22 de julio en el canal Caters Clips, ha generado controversia entre los usuarios. En los comentarios puede comprobarse la incredulidad de los internautas, pero también el convencimiento de otros de que podrían estar contemplando un fenómeno paranormal.

Un usuario opinaba que el vídeo es "una locura", mientras otro aseguraba que, queriendo comprobar que la imagen fantasmal era la del primer gato, descubrió que la "sombra" tenía "la forma de la cola diferente". Mientras que otro usuario se preguntaba si de verdad eso es un "gato fantasma", un cuarto habría comprobado que ambas figuras no pisan en los mismo puntos.

Los internautas no parecen ponerse de acuerdo, pero esta grabación está dando mucho de que hablar tanto en Reino Unido como fuera de sus fronteras.