El cuerpo de la vendedora de la ONCE que llevaba días desaparecida en Albacete estaba emparedado. Así se lo encontraron los agentes que participaron en el registro de la vivienda en el que fue hallado.

María Isabel de la Rosa, de 44 años, desapareció el pasado 19 de agosto en la ciudad castellanomanchega y este martes fue hallado su cadáver en una casa del domicilio. En relación a los hechos ha sido detenido un hombre.

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha especificado que continúa abierta la investigación para esclarecer lo ocurrido. El arrestado es un hombre de 53 años que vivía solo y trabajaba como camarero y jardinero.

Según el relato de uno de sus amigos a laSexta, precisamente el lunes estuvieron hablando de la desaparición de la mujer: "Estuvimos hablando de ella con otro amigo nuestro que es policía nacional". "Estamos sorprendidos y helados, no te lo puedes creer de una persona así", reconoce.

En el registro de la casa participaron numerosos agentes y el subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa. Según los vecinos de la zona, de la casa sacaron primero al detenido, entre abucheos de los allí presentes, y posteriormente el cadáver de la mujer.

La Asociación SOSDesaparecidos lanzó el pasado sábado la voz de alarma, ya que no se sabía nada de esta mujer desde el jueves 19 de agosto, y difundió el cartel con su imagen y datos. La zona de venta de esta mujer se situaba entre el barrio de Parque Sur y la zona de la calle Arquitecto Vandelvira de Albacete.

Durante esta mañana le han practicado la autopsia y ahora los investigadores tratan de determinar el móvil del crimen. El detenido pasará a disposición judicial en las próximas horas.