La búsqueda de uno de los dos operarios de una quitanieves atrapados por un alud en Aller, Asturias, se ha reanudado este sábado por la mañana, después de que los servicios de emergencias localizasen anoche el cuerpo sin vida de su compañero.

La fresadora había sido enviada precisamente para tratar de despejar la carretera del puerto de San Isidro tras un alud previo registrado en la mañana del viernes, cuando una segunda avalancha sepultó la máquina quitanieves.

Pasada la medianoche, el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) confirmó a través de Twitter que se había hallado el cadáver de uno de los trabajadores. Según ha informado este sábado, el operativo de rastreo permaneció trabajando en la zona hasta las 02:39 horas de la pasada madrugada buscando al otro operario.

 

En el dispositivo participan los Bomberos del SEPA, la Unidad Canina de Rescate, la Guardia Civil y este sábado se une la Unidad Militar de Emergencias (UME). Se trata de una zona de difícil acceso, debido a que la carretera que conduce a León a través del puerto de San Isidro lleva días cerrada al tráfico por las intensas nevadas de las últimas jornadas.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió a las 15:38 horas del viernes el aviso de un vecino de la zona de que se había producido un alud, que podría haber atrapado a la quitanieves que trabajaba en la zona.

A última hora del viernes, en la misma zona permanecían atrapados dos vehículos, refugiados bajo las viseras antialudes de la carretera. En el interior se encontraban sendas familias en buen estado, que no podían circular al estar bloqueadas por la nieve. La llegada de las quitanieves durante la pasada madrugada finalmente les ha permitido salir.

Este sábado por la mañana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enviado su "solidaridad" a las familias de los desaparecidos. "Permanecemos atentos a la complicada búsqueda de los servicios de emergencia", ha escrito en Twitter, donde ha pedido a los ciudadanos "mucha precaución" ante las nevadas.